Ministerio es todo acto de servicio que tiene como fin acercar a los hombres y mujeres a Dios.

Una de las muchas virtudes que nuestro Señor Jesucristo nos mostró durante su ministerio en la tierra, fue su actitud y el deseo de servir, en vez de ser servido.

Nuestro ministerio de Ujieres funciona con este mismo sentir.

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que trabajando así, es necesario sobrellevar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Es nuestro anhelo ferviente que todo aquel que llegue a nuestra congregación, sienta el calor y el amor de Cristo reinando entre nosotros y en nosotros.

Como Ujieres deseamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que cada persona perciba lo importante y preciosa que es para Dios.

Un Ujier lleno de la presencia de Dios regala sonrisas, amabilidad y amor, como un verdadero embajador del Reino de Dios, para llevar a todos al crecimiento en la Fe

El servicio que la Iglesia local presta es una expresión del amor de Cristo hacia el mundo.

Por medio de los dones espirituales, los ujieres estamos equipados para llevar a cabo este ministerio. Los dones espirituales son habilidades especiales otorgadas por el Espíritu Santo que hacen eficaz el ministerio para la edificación del cuerpo de Cristo. Desde ya te damos la bienvenida a un encuentro eficaz con la Palabra viva.

Colosenses 3:23-24 Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.